Julián se transforma en una silla para niños

Convertimos un perro en un robusto asiento para niños.

 

La conocida facilidad de Mariscal para llevar los dibujos a las tres dimensiones ha permitido que el perro Julián, uno de los personajes de Los Garriris, se convierta en una pieza de la colección infantil Me Too, de Magis. Este mueble multifunción, fabricado en plástico con la técnica del rotomoldeo, en colores básicos (blanco, rojo, verde o amarillo) y a prueba de niños y de mayores, puede ser un asiento, pero también puede ser un tren, un barco, un coche o una montaña a la que trepar, porque a un niño con imaginación le sirve para todo ello. O un cómodo taburete que encuentra su lugar en el salón de los adultos.

 

Compartir

Tu privacidad es importante para nosotros
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación y la generación de los correspondientes perfiles. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.