Los personajes de Mariscal

 

Mariscal ha viajado esta semana a Colombia para participar en el Festival Comic sin Fronteras en la ciudad de Pereira e inaugurar una exposición sobre su trabajo en la Universidad de Caldas. Además ha impartido un workshop sobre uno de los temas que más le apasionan: la creación de mascotas y de personajes. 

Este verano se celebró el veinticinco aniversario de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92 y fue la ocasión de reivindicar a Cobi y Petra, las mascotas más famosas y recordadas de un evento deportivo. Si bien el fabuloso éxito de los dos amados personajes se ha asociado de forma imborrable a su autor, la relación de Javier Mariscal con la creación de personajes es verdaderamente asombrosa.

 

          

 

Tal vez recuerden a Twipsy, la mascota de la Exposición Universal de Hannover en el año 2000. Un personaje que llega desde un pasado tan lejano como el Big Bang, una chispa en expansión que se hizo estrella, célula, invertebrado, reptil, ave, mamífero y, ahora, Twipsy, nacido del ordenador, por eso su morfología es como la de un chicle, que se estira y se alarga, se reduce y se achata. Su propia esencia determina su forma. Twipsy debe, además, representar a un ser capaz de entender todos los códigos manejados por las sociedades del 2000; no sólo los códigos occidentales, sino los de culturas lejanas para los europeos pero que deben estar necesariamente presentes en esta sociedad, ya tan mestiza. Twipsy es una síntesis, pero también una tesis.

 

La relación de Javier Mariscal con la creación de personajes es verdaderamente asombrosa.

 

Pero para encontrar los orígenes de la chispa que convertiría a Mariscal en un extraordinario creador de personajes dibujados hay que remontarse hasta su infancia, cuando siendo un alumno en el Colegio del Pilar de Valencia ya fascinaba a sus compañeros de pupitre con los dibujos que les mostraba en el patio durante los recreos. En ese momento ya se dió cuenta de la fuerza que podía ejercer un trazo sobre el papel, de cómo la imaginación se disparaba en torno a esos puntos, líneas y rayas que simbolizaban a seres, personas, animales o entes. Desde entonces no ha cesado de inventar, pulir y retocar a un sinfín de criaturas que han nacido bajo su lápiz y su curiosidad infinita.

Desde aquél lejano Señor del Caballito, su primer personaje de cómic recientemente recuperado en una pieza de animación para un histórico cine neoyorquino, hasta sus fieles Fermín, Piker y Julián, los Garriris (y todo el universo que les rodea), que le han acompañado durante ya cuarenta años reflejando de manera única su visión de la vida y la joie de vivre. Los Garriris son un mundo, un paisaje, una geografía, una manera de ser y de ir por la vida. Nacen en la playa, suben y bajan por las dunas, juegan con las olas, pescan sin pescar peces, ligan sin ligar en esos litorales turísticos llenos de chiringuitos donde la vida se rige por las reglas del ocio y el disfrute. El Mediterráneo es su espacio natural, el lugar que marca su forma de ser y de relacionarse. 

Y tantos otros: Los Felici, capaces de vivir la vida sin malos rollos y disfrutar de cada momento; Nina, la protagonista de Acuarinto, que junto a Robotín, Dimoni, Berenjeno y tantos otros guiaba a los niños en un mágico laberinto submarino de burbujas y peces, donde encontrar tesoros ocultos y descubrir sirenas de cuento; el Señor Mundo, que sabiamente nos avisaba de los peligros que nuestro modelo de explotación del planeta y sus recursos nos iba a traer; Lula, que también les explica a los más pequeños el mundo y el entorno que les rodea, además de traerles sonrisas sin parar!

 

Y muchos más aún! Convertidos en esculturas, logotipos, muebles, peluches, animaciones, símbolos… Una sorprendente galaxia por descubrir. El universo de los personajes de Mariscal.

 

 

 

Compartir

Tu privacidad es importante para nosotros
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación y la generación de los correspondientes perfiles. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.